Camino de Santiago

Llevaba dándole vueltas a hacer este verano el camino de Santiago, le estuve pregunta a gente si había vivido la experiencia y si me lo recomendaban. Hablando con Carmen se lo comenté, que este verano me gustaría hacerlo, y que lo haría sola. Y me dijo “yo lo hago con una amiga, vente y vamos las tres” me lo pensé poco, creo que era una oportunidad y enseguida la dije que sí. Busque los billetes, lo más rápido que pude, ya que solo quedaban 3 semanas y era en un puente. Conseguí mi día de vacaciones y mis billetes. No podía estar más contenta.

Se iba acercando la fecha y seguía sin tener nada listo, preguntando a amigos por cosas que necesitaba y que me pudiesen dejar. Me compré alguna cosilla por si se rompía no me diese pena (más abajo pondré una lista que recomiendo, desde mi punto de vista).
Como siempre es costumbre en mis viajes, preparo toda las cosas el día de antes. Está vez la maleta era distinta, tenía que llevar la ropa y las cosas justas, ya que a más peso iba a ser peor.

Primero tanto a Carmen como a mí nos toco primero trabajar y luego por la tarde nos toco poner rumbo a Orense.

Leer Más