Camino de Santiago

Llevaba dándole vueltas a hacer este verano el camino de Santiago, le estuve pregunta a gente si había vivido la experiencia y si me lo recomendaban. Hablando con Carmen se lo comenté, que este verano me gustaría hacerlo, y que lo haría sola. Y me dijo “yo lo hago con una amiga, vente y vamos las tres” me lo pensé poco, creo que era una oportunidad y enseguida la dije que sí. Busque los billetes, lo más rápido que pude, ya que solo quedaban 3 semanas y era en un puente. Conseguí mi día de vacaciones y mis billetes. No podía estar más contenta.

Se iba acercando la fecha y seguía sin tener nada listo, preguntando a amigos por cosas que necesitaba y que me pudiesen dejar. Me compré alguna cosilla por si se rompía no me diese pena (más abajo pondré una lista que recomiendo, desde mi punto de vista).
Como siempre es costumbre en mis viajes, preparo toda las cosas el día de antes. Está vez la maleta era distinta, tenía que llevar la ropa y las cosas justas, ya que a más peso iba a ser peor.

Primero tanto a Carmen como a mí nos toco primero trabajar y luego por la tarde nos toco poner rumbo a Orense.

Leer Más

Estudio de la pisada

Hace unos meses me hice un estudio de la pisada, la primera vez que me hice me dijeron que era neutra, pero el desgaste de la zapatilla no decía lo mismo. Entonces me animé a hacerme otro y que me aseguraran, al menos que las zapatillas que me estaba comprando eran las adecuadas para mí.

Hablando con Borja (mi entrenador de running-río) me recomendó un sitio llamado PODODINÁMICA que además estaba muy cerquita del sitio donde entrenamos. Me concertó él la cita. Y también me acompañó porque le gusta saber que nos dicen para luego tenerlo en cuenta en los entrenamientos por si nos duele algo saber porque puede ser.

Leer Más

Los pequeños detalles que marcan la diferencia

El título no puede definir mejor la entrada de hoy, más adelante entenderéis porque.
Pero vamos a empezar por el principio, por lo tanto os pongo en situación.

Ayer fue a la media maratón de Illescas, estuve tentada de correrla, y decidí no correrla, entre que no puedo correr todas las carreras porque es bastante y que durante toda la semana estuve con anginas. Y tomé la mejor decisión no correrla iba a hacer otra cosa, ir a animar. Quería dar la sorpresa a todos los del equipo que iban pero en especial a Gaby

Me costó mantener el secreto, porque eso conllevaba decir alguna mentira (me cuesta bastante mentir). Lo conseguí, pude llegar allí sin casi nadie lo supiese. Nos reunimos con todos los del equipo y sus caras al verme eran de sorpresa. Besos, abrazos y sonrisas fue lo que recibí.
Y  fue todo un alivio ver que la ilusión que me hacia dar la sorpresa a Gaby fue correspondida, al ver su cara de ilusión y que no se lo esperaba. Como le dije que le diría unas palabras bonitas para darle ánimos, pero que mejor ánimo ir a verle en la carrera.

Leer Más