De las carreras malas también se aprende

La semana pasada quería descansar un poco después de la media maratón, fui el martes al fisioterapeuta para descargar piernas, siempre voy después de una media maratón para la recuperación. El descaso me duró toda la semana. A pesar de tener carrera el domingo, no lo veía tampoco una locura para ir sin entrenar.

El domingo me desperté temprano y me dispuse a desayunar, el desayuno de siempre, no hay que innovar el día de la carrera. Me visto, la ropa de siempre, y ponemos rumbo a Parla. Primera parada ir a buscar a Rubén, echandonos unas risas que faltan hacían. Voy al punto donde habíamos quedado, hacía bastante que no los veía, ilusión doble.

Leer Más