Media maratón Rock and Roll Liverpool

El pasado domingo se disputaba la media maratón en Liverpool. Tenía dudas entre Liverpool y Dublín, pero me decante por Liverpool porque Dublín al ser en agosto, y preparar una media en pleno meses de verano en Madrid puede ser infernal. Se lo comenté a mi amigo Yeray y al final también se animó.

Y allí que fuimos los dos (a él le acompaña su chica). Y cuando se entero mi compañero Dennis no dudo en ningún momento de recomendarme sitios para comer, para ver cosas que hacer.
Cuando se acerca la fecha de la carrera me estaba desmotivando por momentos, me daba pereza toda la paliza que iba a ser (más adelante veréis por qué lo digo) pero la verdad que cuando Dennis me empezó a mandar fotos de por donde iba a pasar y del vídeo promocional del año pasado me dio una energía que me faltaba.

Ya mentalizada de que así era una buena forma de perder mi respeto en el despegue y en el aterrizaje, de que iba a disfrutar de la ciudad y carrera, de “poner” en práctica mi inglés, y de afrontarme sola. Pensando el lado bueno sabía que iba a ser una experiencia más tenía muchas ganas de que llegará el día.

Leer Más

Camino de Santiago

Llevaba dándole vueltas a hacer este verano el camino de Santiago, le estuve pregunta a gente si había vivido la experiencia y si me lo recomendaban. Hablando con Carmen se lo comenté, que este verano me gustaría hacerlo, y que lo haría sola. Y me dijo “yo lo hago con una amiga, vente y vamos las tres” me lo pensé poco, creo que era una oportunidad y enseguida la dije que sí. Busque los billetes, lo más rápido que pude, ya que solo quedaban 3 semanas y era en un puente. Conseguí mi día de vacaciones y mis billetes. No podía estar más contenta.

Se iba acercando la fecha y seguía sin tener nada listo, preguntando a amigos por cosas que necesitaba y que me pudiesen dejar. Me compré alguna cosilla por si se rompía no me diese pena (más abajo pondré una lista que recomiendo, desde mi punto de vista).
Como siempre es costumbre en mis viajes, preparo toda las cosas el día de antes. Está vez la maleta era distinta, tenía que llevar la ropa y las cosas justas, ya que a más peso iba a ser peor.

Primero tanto a Carmen como a mí nos toco primero trabajar y luego por la tarde nos toco poner rumbo a Orense.

Leer Más