Estudio de la pisada

Hace unos meses me hice un estudio de la pisada, la primera vez que me hice me dijeron que era neutra, pero el desgaste de la zapatilla no decía lo mismo. Entonces me animé a hacerme otro y que me aseguraran, al menos que las zapatillas que me estaba comprando eran las adecuadas para mí.

Hablando con Borja (mi entrenador de running-río) me recomendó un sitio llamado PODODINÁMICA que además estaba muy cerquita del sitio donde entrenamos. Me concertó él la cita. Y también me acompañó porque le gusta saber que nos dicen para luego tenerlo en cuenta en los entrenamientos por si nos duele algo saber porque puede ser.

Nada más verme el podólogo deportivo que me atendió y tras unos rápidos test, me dijo que tenía poco tono muscular en los cuadríceps y que tendría que fortalecerlos para evitar posibles lesiones en las rodillas. Y en ello estamos trabajando.

Me estuvo mirando los pies, y tengo el pie bastante flexible, cosa que según me estuvo explicando es tan “malo” como tenerlo rígido, y me puso un ejemplo, muy sencillo para entenderlo mejor: “si tienes que mover un cuerpo rígido es más fácil, moverlo con un palo que con una goma elástica, y esto mismo ocurre con el pie, que se comporta según sea el momento del paso, de una manera o de otra“.

ed712a88-a286-4c7d-a0f0-c937d8db979d.jpg

También tengo bastante puente en el pie, que se suele denominar pie cavo. Y por eso suelo tener tantas rozaduras en la parte de debajo del apoyo de los dedos, en la almohadilla de los metatarsianos,  por que sufren todo el peso del cuerpo.

Sí, todo eso me lo dijo a simple vista tumbada en la camilla, yo pensando que cuando pasaríamos a la parte de las máquinas me iba a sacar más cosas todavía.
La primera máquina fue para ver como se reparte el peso en la planta de los pies, y en efecto se confirmó lo que me dijo en un primer momento, todo el peso se lo lleva el talón y los metatarsianos; el puente casi ni toca el suelo y los dedos muy poquito. Después tocó andar de puntillas y también se confirmó que tengo el pie muy flexible.

Después vino la parte en la que me confirmaba si soy neutra o no, y se confirmó la sospecha que tenía de que neutra no soy, me dijo que soy pronadora con distintos grados en los pies. En la pierna izquierda tengo más que en la derecha.
Y pasamos a afirmarlo en la cinta, primero corriendo descalza, y como casi todo el mundo hace, al correr descalzo punteamos. También me hizo correr con las zapatillas, y corría totalmente distinto, taloneando. Por lo que me comentó a casi todo el mundo le pasaba, y era de lo más habitual.

Y al tener distinto grado es mejor que me compre zapatillas neutras y que si hace falta corregir algo, dependiendo de cómo evolucione, que ya sea con plantillas, que de momento no me las hacía al no tener dolores de rodilla, pero que hiciera unos ejercicios de fortalecimiento y que si en un futuro tenía ya molestias que las tendría que utilizar.

Es interesante hacerse un buen estudio de pisada, para ver el tipo de pisada y así comprarnos bien las zapatillas, que al final es una parte super importante de este deporte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s